Carlos Chile sobre “Gana Perú”

site da CTA

Por Carlos Chile *

Nadie ni nada es neutral. Entre escuchas telefónicas ilegales y operaciones de espionaje desde el Estado, con apoyo técnico de batallones de la DEA destacados en Perú, hoy se inició la veda en el marco de la campaña de esta reñida segunda vuelta. (Veda que sólo puede ser efectiva para quienes no controlan  los multimedios que manipulan la información).

Por cierto la veda sólo alcanza a Gana Perú, pues hoy tantos los diarios, mayoritariamente de derecha, como las cadenas televisivas han intensificado su campaña para intentar demonizar a Ollanta Humala e instalar el miedo en la población.

Nosotros tampoco somos observadores imparciales, aunque lamentamos  no tener mayor capacidad de incidencia en esta contienda de la que somos parte y que no es nueva, tiene viejas raíces más allá de que aparezcan nuevos actores. Para recordarnos esto San Martín nos observa, casi irreconocible, montado en un caballo desde la Plaza que lleva su nombre en el centro de Lima, mirando el Hotel Bolívar, casi como una paradoja.

Llegamos a Lima horas antes del acto de cierre de campaña. Gana Perú había decidido ir a la “Plaza 2 de Mayo” (fecha que recuerda  el último intento de los españoles por apropiarse de estas tierras  allá por el año 1868). En esta plaza, también  llamada Plaza Roja, son pocos los que se han animado a convocar mitines. Es una plaza rodeada de edificios de dos plantas de tipo neocolonial, hoy todos pintados de azul por decreto de la intendencia de Lima, lo que no niega su carácter de Plaza Roja. Allí, en una gran rotonda, convergen y nacen importantes avenidas.

En su centro se levanta la estatua que recuerda aquella gesta patria y entre las Avenidas La Colmena  y Moquehua  se levanta majestuosa  la sede de la CGTP (Central General de los Trabajadores de Perú). La Central de Mariátegui y a la que no se le puede reclamar neutralidad en esta contienda, pues tributó con cuatro de sus principales dirigentes a la resistencia contra la dictadura fujimorista. Su entonces secretario general  Pedro Huilca Tecse (asesinado por el grupo Colina el 18 de diciembre de 1992) parecía sonreir en la tarde noche del jueves frente al multitudinario acto, donde más de 50 mil personas reafimaban su voluntad de comenzar a construir un nuevo paradigma para el Perú.

Desde el balcón de la CGTP, un sitio privilegiado, fuimos testigos de la metamorfosis del transitado lugar. Los vehiculos  fueron desapareciendo y lentamente comenzó a poblarse de pequeños grupos. Sobresalía una nutrida columna del sindicato de construcciones civiles  de fácil identificación por los cascos que portaban: constituian el segundo cordón que rodearía el escenario en el operativo de seguridad dispuesto por los organizadores (y burlado por Humala al caer la noche).

Cientos de colores, de pancartas y banderas, entre las que sobresalía el rojo yblanco de la bandera peruana, coicidente con los colores de Gana Perú, se adueñaron de todos los espacios humanamente ocupables  y dejaron fuera de la Plaza a cientos de miles que pugnaban por ingresar a ella, quienes tuvieron que conformarse con escuchar el audio y seguir por pantallas gigantes lo que se vivió en esta “noche mágica” a decir de Humala.

Temprano en la tarde las bandas de folflores, rock y rap fueron  matando el tiempo de espera, en la medida que el escenario seiba poblando de dirigentes políticos, sociale e  intelectuales de los más representativos de esta sociedad. No era un escenario sólo de Gana Perú, se comenzaba a constituir un escenario que en torno a Ollanta intenta impedir el retorno a  la negra noche de la dictadura de los 90.

Sobresalían figuras de una derecha liberal que en esta última etapa se aferran a Gana Perú para garantizar la continuidad democrática. (La derecha en este país está también polarizada entre una derecha fascista encarnada en el fujimorismo y sus relaciones carnales con la embajada de los EE.UU. y una derecha, a decir de ellos mismos, “liberal” enfrentados con las prácticas aberrantes del terrorismo de Estado que hoy personifica Keiko.)

Los sones del himno nacional anunciaban el inicio del acto al tiempo que desde el micrófono Álvaro Vargas Llosa en una actuación poco creíble juraba lealtad a Gana Perú y retrasmitía el saludo de su padre.  Esa era la escena cuando emergió para hacer rugir la plaza la figura de Ollanta acompañado de Alejandro Toledo que junto a Vargas Llosa era la primera foto, era la foto de la concertación que hoy personifica Gana Perú. Toledo ratificó su apoyo y convencimiento de que el Perú a decir de él mismo “tiene sus esperanzas puestas en Ollanta”.

No podríamos decir de que Ollanta hizo un discurso, no al menos en el sentido clásico. Nosotros diríamos que tuvo una larga charla con los miles que lo vitoreaban y que dialogaban frente a los desafíos y dificultades de sus vidas cotidianas.  Y frente a sus preguntas y las respuestas de la plaza fue construyendo los  ejes centrales de lo que es su programa: Terminar con las Services, para enfrentar  la flexibilización laboral que precariza el empleo ; elevar el salario mínimo a 750 Soles; pensión mínima desde los 65 años de edad; Programa Cuna Más que significa guarderías estatales para las madres que trabajan; se pronunció por los derechos de la mujer y en contra de la violencia que se ejerce contra ellas; la recuparación del Gas Barato para los hogares humildes; la Beca a los jóvenes de 18 años de edad para que puedan concurrir a la Universidad; pero los ejes centrales  de su programa son una Revolución Sanitaria y Educativa para construir igualdad de posibilidades; el otro gran tema tiene que ver con el reparto dela renta nacional “de nada sirve crecer si ese crecimiento no llega al bolsillo de todos”.

Sin referirse a la polémica reforma constitucional, le propone sin embargo a la multitud que ratifique si está de acuerdo con los mecanismos de revocatoria de mandato y de consultas populares a la población en los temas centrales de la política. Ollanta se compromete así a gobernar desde el mandato popular y obedecerlo y así lo sintetiza en una frase final: “El jefe es el pueblo”. La reforma constitucional  es uno de los puntos  de mayor confrontación  con el fujimorismo, puesto que hoy rige la constitución del año 93 del  hoy reo por terrorimo de Estado y corrupción, Albero Fujimori , y el fascimo está dispuesto a defenderla a toda costa.

Ya en la noche de Lima, entre bandas de sikuris y banderas  wipala, Ollanta decidió terminar su diálogo en forma poco convencional: se bajó del escenario y en andas comenzó a recorrer la nutrida plaza. Todas las medidas de seguridad habían fracasado. Pudo más el romance de esa noche mágica.

En un brumoso día en Lima las horas cuentan. Las águilas imperiales y todos sus serviles sobrevuelan el andino país. Miles de pobres de toda pobreza esperan mañana vencer el fraude e imponer la voluntad popular. Muchos son los desafíos que el día lunes los trabajadores y el pueblo peruano tendrán que enfrentar, más allá del resultado lo que no cabe duda es que un nuevo Perú comienza a nacer.

“No podríamos decir que estamos frente a la madre de las batallas, pero que se le parece, es innegable”.

* Secretario General de la CTA Capital
Anúncios

Um pensamento sobre “Carlos Chile sobre “Gana Perú”

  1. eu nasci em 1968 eu e minha fomos espancado, sofremos com ditadura, nunca petimos dinheiro sobre a tortura eu tinha meses, nem uma foto de bebe eu tenho fomos muito o humilhados pelas partes em volvidas no com flotos, tenho muitas lembranças, não seior porque era um criança.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s